Diferencial activo deportivo de Audi

 

 

A partir de 2008, Audi añadirá a su tracción total quattro un nuevo diferencial activo deportivo , que está previsto que debute con el Audi A4.

Se trata de un sistema de regulación que distribuye el par motor disponible en proporciones constantemente variables entre las ruedas del tren posterior, tanto en carga como en vacío, actuando incluso cuando el embrague está desacoplado.

La versión más avanzada del sistema quattro ya distribuye el par de manera variable entre las dos ruedas posteriores, llegando a enviar casi toda la fuerza motriz disponible a una sola de ellas en caso de que las condiciones de adherencia lo hagan necesario, logrando generar un comportamiento completamente neutral . Cuando se gira el volante, o se acelera en plena curva, la potencia se envía de una forma controlada hacia la rueda exterior del tren trasero.

Esto produce el efecto de forzar el giro del coche hacia ese viraje siguiendo con precisión el ángulo de giro de las ruedas delanteras. La diferencia de la fuerza motriz entre las ruedas izquierda y derecha también provoca un efecto direccional, de modo que las habituales correcciones de volante por parte del conductor ya no son necesarias.

Cuando el límite de estabilidad se aproxima, el diferencial deportivo funciona como el ESP, aunque con un principio de actuación opuesto. Las correcciones no sólo se inician a base de modificar los parámetros del motor o actuando sobre los frenos, sino también gestionando la redistribución de la fuerza motriz. Así se gana en suavidad y fluidez. Tanto las aptitudes dinámicas como las percepciones subjetivas del conductor mejoran, ya que el ESP interfiere en la conducción de manera mucho menos frecuente.

Dado que su tiempo de respuesta es extremadamente corto (menos de 100 milisegundos ), el diferencial entra en acción incluso con mayor rapidez que el ESP . Además, el ESP sólo puede reaccionar ante un conflicto entre el ángulo de giro del volante y la rotación real de la carrocería, mientras que el diferencial deportivo influye en el comportamiento dinámico del coche incluso antes de que cualquiera de esos conflictos se manifieste.

Según Audi, sus modelos se beneficiarán de una mayor agilidad y seguridad activa, con la práctica desaparición del subviraje y sobreviraje. El nuevo diferencial no requiere mantenimiento y su influencia en el consumo será mínima.

Fuente: Motorpasion